Historia de las Misiones de Fieles e Infieles

historia-de-las-misiones (2)Esta obra del Colegio Apostólico Santa Rosa de Ocopa, colegio que, fue el centro de donde partieron las misiones para "los países de los infieles"; esta dividida en dos épocas principales. "La primera de ellas abraza todo el opúsculo del R. P. Fr. José Amich. En la segunda época, referimos a los acontecimientos mas notables desde el restablecimiento de nuestras misiones en 1770 hasta el presente año de 1882. Al ser escrita por los PP. que han sido testigos oculares de una gran porción de hechos, después de pasados largos años en los territorios que describen, y de haber tomado una parte principal en los sucesos que narran, es una garantía de su veracidad..." Solo tenemos el tomo II que cubre la segunda época.

Precio: 120.00 soles 

Su Pedido

  1. Ingrese sus datos
  2. (requerido)
  3. (correo electrónico requerido)
  4. Responda correctamente:
 

Libros recientes

Crónica de las misiones franciscanas del Perú siglos XVII y XVIII
Crónica de las misiones franciscanas del Perú siglos XVII y XVIII

Entre los cronistas franciscanos del Perú ocupa un lugar destacado, después del P. Diego de Córdova Salinas, el P. Fernando Rodríguez Tena, escritor del siglo […]

Leer más
La Lancha Torpedera Alianza y la ruptura del bloqueo de Arica en la Guerra del Pacífico
La Lancha Torpedera Alianza y la ruptura del bloqueo de Arica en la Guerra del Pacífico

"La Lancha Torpedera Alianza y la ruptura del bloqueo de Arica en la Guerra del Pacifico" es la transcripción del manifiesto original del Teniente Primero […]

Leer más
“Un plebiscito imposible…” Tacna – Arica 1925-1926. El informe Preshing-Lassiter
“Un plebiscito imposible…” Tacna – Arica 1925-1926. El informe Preshing-Lassiter

Contenido; Advertencia; Notas introductorias; Dos testimonios; El Informe Pershing-Lassiter: Primera sección. 1. El problema de Tacna y Arica; 2. El gran debate de los requisitos […]

Leer más
  • Comments
  • Trackbacks

You must be logged in to post a comment. - Log in

2015 © Viejo Villegas